Esta usted en:

Fiestas


Fiestas-EncierrosDentro de las peculiaridades del ciclo festivo de esta villa serrana, digno de ser citado es el festejo que se conoce como “El ocho de Torres”, nombre cuyo origen hay que buscarlo en la antigua tradición por la que cada 8 de mayo la Virgen del Campo era traída desde su ermita hasta la iglesia parroquial, donde habría de permanecer hasta el 8 de septiembre, día en que retornaba de nuevo a su ermita. Estos traslados de la Virgen fueron mudados de fecha en 1968, pasando al último domingo de mayo y al último domingo de agosto, respectivamente, para de esta manera facilitar la asistencia de los torreños ausentes en otras provincias. Por tanto, a finales de mayo se celebra una romería en honor de la Virgen del Campo, a quien se le profesa gran devoción en esta villa y en sus aldeas. Según cuenta una piadosa tradición fue un pastor de Torres de Albanchez quien encontró una talla de la Virgen en un abundante manantial conocido como Fuenfría y situado en el límite con la vecina Génave, villa a la que fue trasladada la imagen, volviendo a aparecer milagrosamente, una y otra vez, en el mismo lugar en el que la había encontrado el pastor. Esta circunstancia, que fue interpretada como una manifestación del deseo de la Virgen de permanecer en aquel lugar, motivó que se construyera allí una ermita para que se le rindiera culto.

En los primeros días de septiembre se celebran fiestas, también en honor de la Virgen del Campo, en las que son tradicionales los festejos taurinos, siguiendo la más pura tradición serrana.

La parroquia se encuentra bajo la advocación de Nuestra Señora de la Presentación, cuya fiesta religiosa se celebra el 21 de noviembre.

Del ciclo festivo agrícola perduran las lumbres para La Candelaria –el 2 de febrero–, fiesta en la que se conmemora la Purificación de María en el Templo de Jerusalén.

No menos importante es la costumbre que desde antaño tienen los torreños de salir al campo el día de San Marcos –el 25 de abril– para pedirle al santo que bendiga los campos y “espante al diablo”, viejo rito éste para que no se malogren las cosechas del año.
 

 




Ayuntamiento de Torres de Albanchez

Información Legal | Accesibilidad